MARC ROCA

Su pasión por el producto de calidad y de temporada le viene de familia. Su madre era de Castellnou d’Olugues cerca de Cervera. Allí Marc pudo experimentar el placer de comer las verduras recién cogidas o una espinada de cerdo de matanza reciente. Ese acercamiento a lo natural despertó el interés de Marc por la cocina.

Empezó su trayectoria en el “Rincón de Pepe” (Murcia) hace unos 25 años, cuando el restaurante ya contaba con dos estrellas Michelin. Y fue el mismo Raimundo González quien le contagió su pasión y su obsesión por encontrar el mejor producto.

Marc Roca completó su formación trabajando con cocineros de alto nivel como Carles Gaig del restaurante “Gaig”, Lluís Cruañas del “Dorado Petit” y Loles de “Can Boix”… Y pronto, con tan sólo 23 años, creó el primer Blau en Begur; un pequeño local de “platillos” y grandes degustaciones, estandarte de la cocina de Marc y refugio profesional durante 8 años.

Los gastrónomos describen la cocina de Marc Roca como terroir, con platos de la tierra a veces muy evolucionados, pero siempre buscando que el producto base salga por encima de las mezclas que hacen los chefs.